viernes, 9 de marzo de 2012

¿Es la bajada de salarios la única opción?

Fernández Ordóñez apoya la bajada de salarios para superar la crisis


El gobernador del Banco de España considera que la recuperación pasa por mejorar la competitividad ● La economía, cree el servicio de estudios del Banco de España, vive algo más que "una fase cíclica recesiva" El País

Madrid 21 FEB 2012 - 13:29 CET88
Pedro Solbes saluda a Miguel Ángel Fernández Ordoñez. / Chema Moya (EFE) El gobernador del Banco de España, Miguel Fernández Ordóñez, ha defendido hoy que la única vía para superar la crisis a corto plazo es llevar a cabo una “devaluación interna”, lo que según ha explicado consiste en el descenso de precios y salarios. Con estas palabras, el gobernador ha dado su apoyo a la reciente reforma laboral aprobada por el Gobierno.

Esta nueva norma permite a los empresarios bajar el sueldo a los trabajadores sin necesidad de acuerdo, simplemente por razones de competitividad o productividad, según el texto del decreto. A finales de enero los sindicatos UGT, CC OO, y las patronales CEOE y Cepyme acordaron congelar los salarios este año y el que viene confiando, desde el lado de los representantes laborales, en que este pacto moderaría la reforma laboral con la que semana después sorprendió el Ejecutivo y que va más allá de esta moderación de sueldos.

El discurso de hoy de Fernández Ordóñez ha sido la primera reacción oficial al decreto del Gobierno. "Lamentablemente", ha declarado el gobernador, en los años de expansión económica "no se avanzó prácticamente nada en la eliminación de las fricciones y las rigideces estructurales" del mercado laboral. "Esta falta de ambición en las reformas" es, en su opinión, el motivo de que no haya funcionando correctamente "el canal de ajuste" que, ante un menor consumo y una contracción económica, hace que el modelo económico reaccione con un recorte de los costes y un incremento de la productividad. Sin embargo, según ha destacado Fernández Ordóñez, la mejora de la competitividad, que en opinión del Nobel Paul Krugman es la manera poética de llamar a la productividad, es "la variable fundamental para recuperar la confianza y el crecimiento del producto y el empleo”. La lentitud o incluso el agravamiento de la crisis se debió al entramado institucional" “Ausente la posibilidad de la devaluación cambiaria, la devaluación interna, esto es, el ajuste de precios y remuneraciones, junto con los aumentos de productividad derivados de una mejor gestión del trabajo, son la única alternativa disponible a muy corto plazo para impulsar y recuperar la competitividad perdida”, ha añadido Fernández Ordóñez en un acto de homenaje al ex gobernador del Banco de España, Luis Ángel Rojo.

En opinión del ex secretario de Estado socialista, que acaba su mandato al frente del supervisor en verano, aunque se han tomado medidas a nivel nacional y europeo para dejar atrás los desequilibrios y los problemas en los mercados financieros y de deuda, estos cambios "todavía" no son "suficientes" para superar la crisis. Según ha recordado tras reconocer que todo el mundo acepta que "la lentitud en la solución de la crisis e incluso su agravamiento" se debió al lento entramado institucional de la UE, la eurozona se ha dotado con un sistema automático de sanciones y se ha modificado la legislación con vistas a garantizar la consolidación fiscal. Papel del BCE contra la crisis También se ha creado un sistema para controlar los desequilibrios con un mecanismo de alerta tempana para detectarlos con la suficiente antelación mientras, por lo que respecta al ámbito del Banco Central Europeo (BCE), se han adoptado "numerosas medidas de carácter no convencional para restaurar el funcionamiento de los mercados". Sin embargo, dada la relevancia y el peso que ha adquirido el instituto emisor como placador de las tensiones sobre la deuda y los países del euro con mayores problemas de financiación, Fernández Ordóñez ha reclamado la implementación cuanto antes de los mecanismos de rescate de la eurozona. "Las actuaciones coyunturales del BCE no sirven para resolver el problema central revelado por la crisis: la necesidad de mecanismos que permitan contrarrestar los riesgos que surgen por el hecho de que países con características estructurales heterogéneas comparten una moneda común y que, por tanto, ya no pueden disponer de las políticas monetaria y cambiaria como instrumentos propios de estabilización macroeconómica", ha explicado en referencia al Fondo Europeo de Estabilidad Financiera, que tiene carácter temporal, y a su sustituto, que tiene que entrar en funcionamiento en julio y con voluntad de permanencia, el Mecanismo Europeo de Estabilidad No obstante, este proceso no se está desarrollando con toda la celeridad que se necesita. "Las complejidades que ha entrañado el diseño de estos dispositivos son evidentes, ya que han de combinar potencia y flexibilidad para proporcionar asistencia financiera a los países en dificultades, al tiempo que deben garantizar que no se debilitan los incentivos a establecer programas ambiciosos de consolidación fiscal y de reformas estructurales imprescindibles", ha insistido el gobernador dle Banco de España.

No hay comentarios: