lunes, 17 de noviembre de 2008

“Ha llegado la hora de las pymes”

La pregunta, que es la misma pero que contiene más carga, no es ¿cómo se elimina el paro?, sino ¿cómo se crea empleo? La contestación la sabemos todos y la pregunta ofende. Se ha de animar al emprendedor. Lo que se ha de hacer es quitar trabas a las pequeñas y medianas empresas para que puedan, con flexibilidad, buscar huecos en el mercado y, aprovechando oportunidades, fabricar y dar servicios según el patrón de las tres B´s que es de todos conocido: Bueno, Bonito y Barato.

Se ha de hacer esto, fomentando la cultura del emprendedor, utilizando todo el apoyo que esté a mano, empezando por líneas de crédito para animar a todo el que esté dispuesto a asumir riesgos. Quienes sólo ambicionan un puesto de funcionario sobran. Ya hay demasiados y su volumen no anima la creación de empleo. Cualquier otra cosa, cualquier otro planteamiento, es pura filosofía, y, guste o no la metafísica, es tirar el dinero. Las pequeñas y medianas empresas son las que aquí y en toda economía desarrollada sustentan el empleo.

Las pymes forman y entrenan, ensayando disciplinas e impartiendo habilidades, a quienes entran en el mercado de trabajo y dan alas a quines a su vez, con las lecciones aprendidas y los deberes hechos, serán, llegado su momento, emprendedores que, montando su propio negocio, tomaran el mando de su propio destino. ¿Qué necesitan estos hacendosos creadores de pequeños y no tan pequeños negocios? Liquidez, desde luego. Lo realmente trágico de la ausencia de crédito es el derrumbe de tanta buena pyme. La liquidez ha de ser una prioridad en todo programa gubernamental que capitaliza de nuevo, con el dinero de todos, a bancos y cajas. La prioridad es que los flujos de liquidez lleguen a quienes puedan crear puestos de trabajo.

La liquidez entrante se ha de cuidar. Por ello, los pequeños y no tan pequeños negocios han de tener un buen asesoramiento financiero. Y esto lo puede facilitar mucho prejubilado que sabe llevar perfectamente los libros de una aventura empresarial. Muchos otros pueden arrimar el hombro. Son profesionales que están en plenitud de facultades y de vacaciones forzosas, que saben de ventas y de construir redes para las mismas, y de marketing y de gestión de recursos humanos. ¿Será tarea tan difícil casar a unos con otros? Ante un paro galopante, sólo cabe una apuesta decidida por el tejido empresarial y una propuesta imaginativa a los emprendedores.

( EL MUNDO, Domingo, 9 de noviembre de 2008)

Actividades a realizar:

Leer y comentar la noticia, sacando las principales ideas y los conceptos que ya conocen.
En clase, proponerles por parejas, que durante cinco minutos, se pongan en la piel de un emprendedor y piensen y discurran sobre la creación de una pyme. Una idea general sobre el marco en el que se enmarcaría y a que se dedicaría.
Una investigación de su entorno, en el que busquen tres empresas con diferentes características de las pymes, de ellas deberán especificar:
- Localización y características del entorno donde se encuentra ubicada. (si esta en zona comercial, o se encuentra en un polígono, las características que la rodean).
- El sector en el que se enmarcaría (sector primario, de producción e industria o en el sector servicios).
- Número de trabajadores que tiene y como están distribuidos de manera general.
- Una breve descripción de las actividades productivas.
Para ello, les recomiendo que pregunten en casa o en su entorno más cercano a familiares.

Ubicación: Economía y Organización de Empresas.
Esta noticia se podría exponer en clase como repaso de varios temas, y a su vez como iniciación al Proyecto empresarial.

Objetivos:
- Afianzar conceptos.
- Comprender, analizar y valorar la realidad económica por la que estamos pasando.
- Motivar a los alumnos para que sientan necesidad de saber como es el entorno empresarial que les rodea.

Pilar Peña

No hay comentarios: